THQ

Los contenidos descargables , o DLCs, se han convertido en una práctica muy habitual en el mundo de los videojuegos. Se trata de que después de comprar el juego original, aparecen extras que pueden ir desde un traje del protagonista hasta un nuevo modo de juego con caracterí­sticas añadidas. Y como son cada vez más abundantes THQ ha decidido probar a hacer una tarifa plana para que una vez pagada, puedas descargar todos los contenidos que vayan apareciendo.

De este modo el usuario hará la compra del juego, luego la tarifa plana y a partir de entonces tendrá acceso a todo contenido descargable, aunque solo para ese juego. Por el momento THQ ha decidido probar con WWE Smackdown vs. Raw 2011 con el programa llamado Fan Axxess. Su precio será de 10 euros o 800 Puntos Microsoft. De todos modos si el jugador quiere seguir comprando los contenidos descargables por separado podrá seguir haciéndolo de la manera habitual, pues seguirán estando disponibles de este modo.

WWE Smackdown vs

El caso es que esta prueba puede convertirse dentro de poco en una costumbre. Y no sólo en THQ, si no en el resto de compañí­as. Por el momento ya casi todos los juegos tienen contenidos descargables y para las empresas presentan una solución frente a la piraterí­a y el mercado de segunda mano.

Así­ que si esto se convierte en algo habitual estarí­amos hablando de el precio del juego se convertirí­a en el que tiene al comprarlo en la tienda, más el de la tarifa plana. Si son 10 euros como en este caso, si el jugador quiere todo el contenido tendrá que pagar de media unos 70 u 80 euros si acaba de salir el juego al mercado. Además algunas tarifas planas podrí­an tener un coste mayor ya que en ciertos casos los juegos tienen muchos contenidos, como el Guitar Hero, que tiene muchas canciones extra para comprar.