Nintendo se encuentra en una fase de incertidumbre respecto a su nueva consola portátil. La 3DS reducirá su precio considerablemente a partir del mes de agosto, confiando Nintendo en que esta decisión vuelva a dar un impulso a sus ventas, la cuales se encuentran actualmente atascadas ya que siquiera han llegado a los 5 millones de unidades. Y si encima tenemos en cuenta que las primeras 400.000 unidades se despacharon en Japón a los pocos dí­as de ponerse a la venta, algo no está funcionando con la portátil en 3D.

Por eso uno de los máximos responsables de Nintendo, Satoru Iwata, ha asumido la culpa de la situación actual de Nintendo 3DS y ha optado por reducir su salario a la mitad. Por su parte defendió que la reducción de precio en la 3DS contribuirá a que muchos desarrolladores mantengan el interés en la consola. Recordemos que varios tí­tulos para 3DS fueron cancelados sin motivo aparente y sin darse mayores explicaciones.

Todaví­a no se puede hablar de fracaso con la 3DS, habrá que esperar a ver cómo funciona esta nueva estrategia de Nintendo y por supuesto a la campaña navideña. Por otra parte el aliento de PS Vita está ahí­, un hándicap a tener en cuenta y que seguramente también quite alguna que otra venta a Nintendo. Iwata aseguró que en su opinión, la reducción de precio en 3DS es una medida valiente que animará a muchos jugadores a comprar la consola.

También recordó como en su dí­a, Nintendo perdió la oportunidad de reducir precios en la consola GameCube, por lo que ahora no se lo han pensado dos veces. La reducción en el salario de Iwata ha sido una decisión personal y alcanza el 50%, lo que le deja sueldo de 1 millón de euros al año.