Desde hace unos dí­as, todos los jugones que dispongan de cuenta en Facebook pueden jugar de forma gratuita a The Sims Social. Este tí­tulo no es sino la adaptación de la famosa saga Los Sims para la red social por excelencia. Con más de 100 millones de juegos vendidos en su versión para Pc, los Sims han entrado de manera arrolladora en Facebook, que en pocos dí­as ha generado más de 5 millones de altas y ya dispone de más de 800.000 jugadores online activos.

Aunque vistosamente The Sims Social tenga muchas semejanzas con los juegos vistos en ordenador, hay que tener en cuenta que el jugador habituado a esta saga puede encontrar muchas diferencias y limitaciones a la hora de desenvolverse por este mundo virtual en Facebook. Por su parte, EA ha confirmado que su objetivo es superar los 8 millones de jugadores activos en las próximas semanas.

Antes de ponernos manos a la obra en nuestra nueva vida como Sim en Facebook, hay que tener en cuenta que el objeto principal del juego, como todos aquellos que más éxito tienen en Facebook, será intentar que nos gastemos algún que otro euro para adquirir objetos bloqueados o terminar con diversas tareas más rapidamente. También se puede progresar sin rascarse el bolsillo, pero determinadas tareas se harán interminables pudiendo acabar con nuestra paciencia.

A través de PayPal o de Facebook Credits, podremos comprar elementos adicionales que dibujarán una sonrisa de oreja a oreja en nuestro Sim. No obstante el desarrollo social entre nuestro personaje y el resto de vecinos, entre los que se incluyen nuestros propios contactos, podrá realizarse al margen de estos micro-pagos siempre y cuando dispongamos de la energí­a suficiente para relacionarnos. Estos aspectos pueden no agradar a los que estén más familiarizados con clásicos juegos de Los Sims. No obstante este arranque de The Sims Social es una buena noticia para EA, que ya vislumbra en el horizonte estratosféricas cifras de jugadores como los más de 80 millones de usuarios del juego CityVille.