España tiene una sólida base de jugadores de videojuegos, con diferentes grados entre casuales y muy jugones. Sin embargo, muy poca gente sabe detalles de estos seguidores de la industria como sus intereses generales o el tiempo que invierten jugando. Para conocer estas curiosidades hay que recurrir a los estudios y las estadí­sticas. ¿Sabí­ais que menos de una cuarta parte de los españoles jugamos a los videojuegos? ¿y que mayoritariamente jugamos menos de cinco horas semanales?

Toda esta información y muchos más datos vienen de la mano de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe), que ha presentado en la feria de los videojuegos Gamefest los resultados de un estudio realizado por la asociación y la consultora Gfk con datos del pasado año 2010. Además de definirnos cómo es el jugador español común, también lo ha comparado con el resto de jugadores de la Unión Europea, además de compararlo con estudios anteriores para sacar conclusiones.

En primer lugar la asociación muestra la situación de España en Europa según el consumo en videojuegos, siendo nuestro paí­s el cuarto en este aspecto, con más de 1.245 millones de euros en ventas, un seis por ciento menos que el año anterior. Sin embargo, nuestra población es un poco menos jugona que la media europea, concretamente un 24% de los adultos juega de forma habitual a las consolas o los ordenadores, es decir, hay más de once millones de jugadores en España.

Dentro de ese porcentaje, el estudio contempla diferentes grupos por edades. Mayoritariamente el jugador español tiene una edad comprendida entre los siete y los 34 años, con un 45% de presencia entre los denominados jugadores. El otro grupo de jugadores destacado es el de aquellos que tienen entre 35 y 44 años, un grupo que ha crecido por la actual variedad de tí­tulos, que ha dejado de ser para los más jóvenes y encontrando tí­tulos para todos los públicos, por no hablar de los juegos más sociales y multijugadores.

aDeSe también habla de diferentes tipos de jugadores, dependiendo del número de horas que invierten a la semana en el entretenimiento digital. el 43% de los jugadores dedican entre una y cinco horas a la semana a jugar, es decir, un dos por ciento menos que el resto de Europa. Como en la mayorí­a del resto de Europa, el grupo menos representado en el estudio es el que juega más de 16 horas semanales a la consola o al ordenador, con sólo un seis por ciento de los encuestados. La edad exacta del videojugador medio español mayor de quince años es de 32 años.

Entrando más en cómo es el videojugador español, aDeSe afirma que hay cada vez más mujeres con un mando en las manos, algo inpensable hace varios años. Actualmente el 40% de los jugadores mayores de quince años son mujeres. También se contempla el estado civil del jugador, siendo mayoritariamente casado o viviendo con su pareja en un 52% de las ocasiones, de los cuales un 33% está casado.

Una vez descrito el videojugador, aDeSe se adentra en sus intereses y su visión del sector en el futuro. De hecho, el estudio afirma que el 66% de los jugadores encuestados están interesados con todo lo relacionado con la tecnologí­a e internet. También muestra que, además de jugar, sus otras actividades favoritas son escuchar música y realizar actividades al aire libre como salir con los amigos y comer fuera. Al preguntarles por el futuro del sector de los videojuegos, los encuestados creen que los videojuegos serán una actividad cada vez más habitual. Además, el 90% de los jugadores espera que se conviertan en herramientas de formación, como puede ser la simulación de operaciones quirúrjicas.

En definitiva, el videojugador medio español tiene unos 32 años, es hombre y juega entre una y cinco horas a la semana, y pertenece al cuarto paí­s de Europa que más consume en videojuegos. Está casado o vive con su pareja, frecuenta realizar actividades al aire libre y sus principales intereses son las nuevas tecnologí­as, el cine e internet. Sin embargo, hay que destacar que la gran variedad de géneros de juegos ha hecho que incremente el número de jugadores en todas las edades y géneros.