Ninja Chicken

Érase una vez un pollo que querí­a ser un ninja. No, no nos hemos vuelto locos, lo que pasa es que así­ podrí­amos resumir perfectamente el juego de la compañí­a MoMinis que últimamente está arrasando en Google Play (antes Android Market). Se trata de Ninja Chicken, un tí­tulo de plataformas y habilidad en el que encarnamos a un pollo cuya única obsesión es conocer los secretos del ninjitsu, el arte de la invisibilidad milenario japonés. El planteamiento sencillo y divertido del juego hace que en las últimas semanas sus descargas se hayan disparado, enganchando a miles de jugadores a intentar superar los niveles de Ninja Chicken.

El planteamiento del juego es el que se lleva últimamente en muchos tí­tulos gratuitos, es decir, nuestro protagonista avanzará (en este caso corriendo) automáticamente por la pantalla, con un desplazamiento lateral en dos dimensiones, mientras que nuestro cometido será hacerle evitar multitud de obstáculos y peligros, mientras intentamos a su vez recoger los objetos de valor repartidos por la pantalla, que serán los que al final nos den mayor o menor puntuación al terminar el nivel. Lo mejor de Ninja Chicken aparte de su endiablada jugabilidad, es que puede descargarse completamente gratis, por eso os dejamos a continuación con el enlace directo a Google Play donde podréis descargarlo a vuestro smartphone con sistema operativo Android.

Ninja Chicken 01

Sus creadores definen al protagonista como un pollo funky que quiere ser un ninja. En realidad se trata de un grave caso de demencia aví­cola, que hace creer a nuestro simpático pollo que realmente es un ninja japonés poseedor de todos los conocimientos del ninjitsu y sus más secretas técnicas. Debido a su particular y simpática locura, el pollo se empeñará en convencer a todos los demás animales que es realmente un ninja poderoso, y lo hará durante los 25 niveles de los que se compone Ninja Chicken. Como hemos comentado anteriormente, Ninja Chicken es un juego de desplazamiento automático en el que sólo tendremos que manejar los botones de salto y deslizamiento de nuestro entrañable pollo.

Por tanto, nuestras preocupaciones se centrarán en evitar obstáculos saltando y en deslizarnos para hacer lo propio, por el camino podremos recoger una buena cantidad de bellotas y monedas, que serán los que determine cuán bien hemos terminado el nivel. Algo a tener en cuenta y que diferencia Ninja Chicken de otros juegos similares, es que si perdemos, los obstáculos no serán iguales en la siguiente partida, por lo que será difí­cil memorizar el escenario para volver a repetirlo y hacerlo de manera impecable. Por arriba o por abajo, lo que está claro es que los reflejos priman en este juego de habilidad que no permitirá ni un segundo de despiste.

Ninja Chicken 02

Los gráficos de Ninja Chicken son tipo dibujo animado, como si de un capí­tulo de «Vaca y Pollo» se tratase. El apartado sonoro no es que deje grandes momentos para el recuerdo, con una banda sonora muy ramplona, aunque los efectos de sonido del pollo son de lo más divertidos. La dificultad del juego crece lógicamente a medida que avanzamos niveles, hasta llegar a suponer un reto verdaderamente difí­cil incluso para los jugadores más avanzados. Si te pasas pronto sus 25 niveles no te preocupes, ya que sus creadores han prometido más pantallas para dentro de poco. Os dejamos sin más con el enlace directo a Google Play donde podréis descargar Ninja Chicken y con un ví­deo que podréis ver justo debajo, en el que se aprecia su jugabilidad.