Antes de que Kinect, (el periférico de reconocimiento corporal y vocal de Xbox 360) saliera al mercado, la mayorí­a de los jugones de Xbox 360 se las prometí­an muy felices saltando y brincando en sus casas con sus entretenidos juegos. No obstante habí­a un gran secreto en forma de pega, que Microsoft no tardó en desvelar, el espacio para jugar a Kinect.

Los majestuosos salones que veí­amos en los anuncios promocionales de Kinect, en el que toda la familia rí­e, salta y disfruta del juego en espacios poco menos que interestelares, no son por desgracia los salones tipo de la mayorí­a de los hogares del mundo, un gran hándicap si tenemos en cuenta que Kinect recomienda disponer de un espacio mí­nimo de 2,5 metros entre jugador y periférico. Parece que el problema podrá solucionarse muy pronto con un nuevo accesorio que se coloca en Kinect y que saldrá a la venta muy pronto. Conócelo tras el salto.

La empresa japonesa Nyko presentó durante el pasado E3 el periférico Nyko Zoom. Como podéis ver en la foto, es una especie de visor que se coloca en Kinect y que según sus creadores permitirá reducir hasta en un 40% el espacio necesario, para poder jugar sin problemas. Este accesorio se pondrá a la venta el próximo 23 de agosto y costará 30 euros.

A Microsoft no le ha hecho mucha gracia la idea, ya que avisaron a los usuarios de Kinect que cualquier modificación del periférico podrí­a afectar a la experiencia final de calidad de juego. Sin duda el gran fallo de Kinect ha sido el tema del espacio, algo por lo que muchos jugadores no han podido comprarlo, he aquí­ la alternativa.