La mayorí­a de los usuarios de Wii prescinden del contenido de WiiWare, pese a tener muchos tí­tulos muy adictivos. En su top descargas encontramos Heavy Fire: Special Operations, que lleva entre nosotros algún tiempo, pero más en los otros continentes. Con un precio de unos cinco euros, el juego ofrece diversión para rato para los amantes de los juegos de disparos, especialmente los que son sobre raí­les (movimiento definido), como los clásicos Time Crisis.

Esto significa que nosotros nos limitaremos a apuntar y disparar, mientras que la historia seguirá su propio ritmo, que será siempre según eliminemos a todos los enemigos de la pantalla para aparecer en otra escena. En este caso, el juego nos lleva a Somalia, controlando a un soldado que se encuentra dentro de un vehí­culo de guerra, cuando es atacado y derribado. A partir de ahí­, habrá que llegar al punto de extracción con vida, abriéndonos paso.

Los gráficos son un poco mediocres, pero de lo mejor que podemos encontrar en WiiWare. El problema que tiene el juego es el mismo de todos los tí­tulos «sobre raí­les», y es la falta de control y libertad para movernos por los escenarios, siendo guiados en todo momento, siendo el auténtico desafí­o los combates, especialmente a contrarreloj. Destacar la cantidad de elementos en el escenario dinámicos: podemos romper casi cualquier elemento, jarrones, carteles, columnas, muebles…

Al comienzo del juego estaremos todo el rato con la pistola, pero más adelante desbloquearemos muchas más armas con las que enfrentarnos al enemigo, siempre pendientes de la munición. No será lo único de lo que debamos estar alerta, sino que también aparecerán enemigos con muy buena punterí­a, que siempre nos darán al disparar, apareciendo un sí­mbolo rojo encima suya para saber cuándo nos va a alcanzar.