A falta de algo más de un mes para que Assassin’s Creed Revelations llegue a nuestras consolas, Ubisoft continúa mostrándonos más habilidades y arsenal de uno de sus protagonistas principales, Ezio Auditore. El juego llegará a Xbox 360, PlayStation 3 y PC el próximo quince de noviembre, y con él concluirán las aventuras de Ezio, descendiente de Altair y ancestro de Desmond Miles, todos ellos miembros de la ya conocida por todos hermandad de Asesinos.

En esta ocasión la desarrolladora nos muestra cómo evoluciona la saga conforme Ezio se hace mayor, que ahora se encuentra en el siglo XVI en Singapur, buscando información sobre los fragmentos del Edén, sí­mbolos de poder provenientes de una raza anterior a los humanos. En esta aventura Ezio descubrirá el poder de unir la pólvora con otras especias y materiales en pequeños sacos, conocidos en el paí­s como bombas, y nuestro asesino aprenderá a crear todo tipo de explosivos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7LmOZWo9qW8[/youtube]

Gracias a su amigo Leonardo Da Vinci, Ezio ya conoce el poder de la pólvora a través de su pequeño cañón acoplado a sus puños. Sin embargo, encontrará más utilidades a este material si lo guarda en pequeñas bolsas con materiales como Azufre o polvo de carbón, creando diferentes efectos como bombas explosivas en el impacto o bombas de humo para aturdir a los enemigos. Incluso podrá crear bombas con monedas para crear una lluvia de monedas y distraer a los ciudadanos y guardias.

Los materiales los podremos encontrarlos en cualquier parte de Singapur, en diferentes cofres, saqueando cuerpos o robando a los habitantes. Además, Ezio podrá experimentar con las fórmulas disponibles y descubrir nuevos tipos de bombas, como puede ser un explosivo de proximidad. Las posiblidades que dan las bombas a la hermandad de Asesinos son infinitas, habrá que esperar al quince de noviembre para comprobar su capacidad e impacto en la mecánica del juego.