max-payne-3-01

Dice el refrán que quien mucho abarca, poco aprieta. Y si no se lo digan a Rockstar, que tan imbuí­do estaba en la producción de Red Dead Redemption y Bioshock 2 que ha descuidado otro de sus tí­tulos estrella: Max Payne 3. Las aventuras de este malogrado policí­a van a tener que sufrir una vez más el denostado retraso que todos sus fans se temí­an. Y es que no será hasta la segunda mitad de 2010 (¿julio de 2010? ¿diciembre de 2010?) cuando volvamos a ver a este tipo duro en acción.

Eso sí­, cuando lo veamos, nos vamos a sorprender. Max Payne en esta tercera entrega es un tipo venido a menos. Los años y los perritos calientes no perdonan, y Max se presenta en este capí­tulo como un tipo gordo, calvo y más arrugas que las sábanas de un soltero. El argumento sitúa al protagonista en una nueva vida en Sao Paulo. Un amigo le intentará ayudar en su adicción al alcohol y los calmantes dándole un trabajo en su empresa de seguridad.

max-payne-3-02

No obstante, el aparentemente sencillo trabajo de Max, cuidado la salvaguarda de las millonarias residencias de sus clientes, se tornará agresivo y rudo cuando vuelva a encontrarse frente a frente con sus demonios. Según Rockstar, el reto de este Max Payne 3 ha venido dado por afeitar todas las señas de identidad de la saga al igual que lo ha hecho con la cabeza del protagonista. El resultado: conseguir un nuevo aspecto con la misma personalidad (precisamente, al igual que ha pasado con el protagonista).

Este Max Payne no será nocturno y decadente, sino que transcurrirá, en su mayorí­a, en escenas a pleno sol en las atestadas calles de la urbe brasileña. Eso sí­, no habrá ni una pizca menos de violencia descarnada, y se espera que los resultados de este juego de acción en tercera persona le devuelvan el espí­ritu con el que se inició la saga. Estará disponible para PC, Xbox 360 y PlayStation 3.

Ví­a: NeoTeo