Angry Birds

Angry Birds es ya un fenómeno que no para de crecer. Y por si fuera poco ya ha alcanzado la escalofriante cifra de 30 millones de descargas y ha conseguido vender doce millones de licencias. Para cualquier juego esa cantidad se considerarí­a un éxito tremendo. Por ejemplo Call of Duty Black Ops, el juego más vendido de este año, se acerca a los catorce millones de unidades vendidas. Y a estas ventas hay que sumar las de sus expansiones de Halloween y Navidad.

Sin embargo el juego se vende por tan solo 0,79 euros y no todo el dinero va para sus creadores, la compañí­a finlandesa Rovio. Así­ que ¿cómo pueden conseguir una buena rentabilidad de este juego si incluso en algunas plataformas es gratuito?. Pues según comentan desde la propia compañí­a el truco está en que además de ofrecer un producto de calidad, hay muchos factores que les aportan ingresos extras además de los obtenidos por la venta de cada juego.


Por un lado está la publicidad que aparece durante las partidas. Con tantas unidades descargadas, por poca cantidad de dinero que genere un anuncio, la suma es bastante significativa. Además Rovio ha permitido el uso de la imagen de su juego para otros productos, algo que también les aporta dinero. Por ejemplo con juguetes de Angry Birds, peluches, ropa, etc.

También aseguran que para que el juego se haya extendido tanto ha sido fundamental su adaptación a las distintas plataformas móviles tanto en el propio juego como en su modelo de negocio. Por ejemplo mientras que en iPhone se vende por 0,79 euros, para los móviles Android su descarga es gratuita, así­ como las expansiones. Pese a todo Angry Birds aún va a expandirse más, y es que sus creadores están preparando versiones para consolas portátiles y se rumorea que habrá una ampliación del juego basada en San Valentí­n.