Como su propio nombre indica, Rayman: Origins es una vuelta a los orí­genes de Rayman: un juego de plataformas con gráficos de dos dimensiones, basado en este personaje sin extremidades. Se trata de un tí­tulo muy similar a la primera entrega de la saga, en la PlayStation One. Todo esto combinado con unos gráficos en alta definición, y un nuevo modo de juego cooperativo que permite hasta cuatro jugadores.

Mientras que el jugador uno manejará obligatoriamente al emblemático héroe de esta saga, los otros tres jugadores tendrán la opción de elegir a su personaje. Contaremos con la colaboración de Globox (el extraño anfibio amigo de Rayman) y dos Teensies, entre los que se encontrará el propio Rey Teensie.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=xf_O3pMBEeI[/youtube]

El juego se basará en 60 increí­bles niveles que nos llevarán hasta un total aproximado de 20 horas de juego. Pero es que además, contaremos con muchas horas de juego adicionales, ya que muchos de estos niveles contarán con caminos y tesoros ocultos.

Cada uno de estos niveles está creado y pensado para el modo multi-jugador (aunque podremos jugarlos y completarlos en solitario sin problemas), por lo que encontraremos algunos objetos y recompensas que sólo podremos conseguir si jugamos dos o más jugadores trabajando en equipo.

Este modo cooperativo de Rayman: Origins es muy similar al presentado en New Super Mario Bros. Wii: tendremos que jugar todos los jugadores en equipo, con un fin y objetivo común. Sin embargo, también encontraremos muchas diferencias. Ubisoft ha añadido un toque de humor extra (al estilo de esta saga) en este modo: podremos pegarnos y golpearnos entre los jugadores. Esto, aunque poco útil durante algunos de los momentos del juego, le da un toque bastante divertido en los puntos tranquilos.

Pero superar obstáculos, matar enemigos y superar todos los peligros y plataformas de los niveles no será el único reto: contaremos con el recurrente objetivo de recolectar cosas. Una vez más, tendremos que recolectar Lums (luciérnagas amarillas), con el fin de liberar los llamados Electoons. Necesitaremos estos Electoons para ayudar a conseguir la cura del dios todopoderoso Soñador Burbuja de sus pesadillas.

Además de esto, contaremos con otros objetos coleccionables como cofres y dientes de calaveras, que nos obligarán a jugar en grupo. Cuando juguemos con varios jugadores, podremos hacer movimientos combinados. Pulsando la cruceta del mando (en el caso de las consolas), hará que nuestro personaje levante las manos en el aire, creando una plataforma sobre la que otro podrá saltar y revotar hasta el doble de altura.

Pero el hecho de coordinarse hasta cuatro jugadores a la vez, puede llegar a ser muy caótico y frustrante. Y es que la cámara se irá acercando y alejando para que todos los jugadores queden dentro de la misma. Esto puede llevarnos a situaciones en las que la dificultad se duplique, teniendo que acertar en plataformas de tamaños realmente pequeños.

Por suerte, la muerte no será un problema, ya que los jugadores no morirán como tal en Origins. Y es que, cada vez que un personaje se vea alcanzado por los enemigos, caiga, o se salga de la pantalla, volverá en forma de burbuja. Cualquiera de los personajes que queden aún vivos puede revivirle y devolverle al juego tan solo tocándole.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=QfWdBBy-R7o[/youtube]

Ya hay anunciada una fecha de salida para Rayman: Origins. Está previsto que llegue al mercado el próximo mes de Noviembre para PC, PlayStation 3, Xbox 360, Wii, Nintendo 3DS, PS Vita y iPhone. Su precio (que variará un poco según la consola) rondará los 70 euros en PlayStation 3 y Xbox 360 y 50 euros en Wii. Aún no se sabe a qué precio podremos encontrarlos en las otras plataformas.