DRAGONBALL-RAGING-BLAST-01

Dragon Ball Raging Blast es, una vez más, la excusa para que muchos fans del universo de Goku y compañí­a vuelvan a tener una recaí­da en una fórmula que, pese a manida, repetida, conocida y trillada, sigue arrastrando a miles de seguidores a las estanterí­as. ¿Para qué? Para lo de siempre: darse tortas con los personajes favoritos de la serie de televisión o los tebeos-manga, ya sea siguendo el hilo argumental de la historia que ya conocen, reviviendo algunos de los mediometrajes autónomos (los OVAs, que lo llaman) o simplemente en un modo versus que pruebe las habilidades frente a amigos y rivales desconocidos en el modo online.

Disfrutando de autonomí­a en consolas de nueva generación desde la catastróficamente fallida propuesta de Dragon Ball Burst Limit, con este tí­tulo se confirma la exclusiva en cuanto a género lucha (sin más, sólo peleas) de Dragon Ball para PlayStation 3 y Xbox 360. De todos modos, hay ciertas incorporaciones (con respecto a Burst Limit) que resultarán muy familiares a los que han coleccionado todos los tí­tulos de este subgénero desde el estreno de la serie Budokai en PlayStation 2 hace ya casi ocho años. Echemos un vistazo a los secretos y detalles de este juego que se vende a un precio de 67 euros.

DRAGONBALL-RAGING-BLAST-02

Modos de juego: Historia (Colección Batalla Dragón)

Ante todo, Dragon Ball Raging Blast muestra multitud de variables para abarcar el juego, pero no nos engañemos: todas y cada una de las modalidades responden a un único patrón. Da igual el modo que elijamos, ya que siempre, invariablemente, el resultado será el mismo: la pelea contra uno o varios contrincantes.

Sabiendo esto, una diferencia básica entre todos los tí­tulos que se han desarrollado hasta ahora dentro del universo Dragon Ball ha venido dada por la profundidad de su modo Historia, que en Dragon Ball Raging Blast recibe el nombre de Colección Batalla Dragón. Ojo, por diferencia no nos referimos a que varí­e de un tí­tulo a otro, sino en la forma en que lo presenta o la extensión con la que el jugador puede abarcarlo. En este caso, resulta mucho más interesante que en su predecesor, el Burst Limit, pero insultanmente limitado respecto al tí­tulo del que procede su herencia en cuanto a jugabilidad y estilo, el Dragon Ball Budokai Tenkaichi 3.

DRAGONBALL-RAGING-BLAST-03

En este modo, la historia abaca todas la sagas de la serie Z desde la saga Saiyan (la invasión de los Guerreros del Espacio en la Tierra y la defensa de los personajes Z para que no se salgan con la suya) hasta la saga Bu (el refrito de referencias con Gohan adulto, Goku en el Más Allá y unos demonios legendarios intentando conquistar el universo). Y como extra, incluye dos tramas adicionales procedentes de los OVAs: la de Bardock (procedente de la pelí­cula El Último Combate) y la de Broly (extraí­da de El Combate Definitivo… como puedes ver, hay poca variedad en lo que a tí­tulos se refiere). Si tienes tiempo para hacer este modo de una sentada y ya eres un habitual de la franquicia, puede que en un par de horas o tres hayas desbloqueado todos los personajes y técnicas que se liberan tras terminar el modo historia.

Como guinda a esta modalidad, y siguiendo la estela que se abrió en la familia Tenkaichi, el jugador podrá probar sagas que nunca se han desarrollado en la serie ni en los OVAs y enfrentar a personajes que nunca se vieron las caras en tramas imposibles y muy divertidas por lo absurdo que pueden ser para el fan más integrista.

dragon-ball-raging-blast-02

Modo Versus

No hay mucho más que rascar en los combates fuera del modo historia a parte de darle cierta especificidad a cada una de las contiendas, dependiendo de la modalidad. Destacamos el Torneo, elemento indispensable de todo tí­tulo de estas caracterí­sticas, en el que nos iremos cruzando con varios adversarios hasta llegar al trofeo. Para los rompebotones más experimentados, este será el modo más visitado, ya que ofrece una estable posibilidad de juego online que permitirá medir sus habilidades tanto con amigos como con luchadores de todo el mundo (algo que, por supuesto, es extensible al versus de un solo combate). Eso sí­, habrá que tomar parte en uno de los dos Torneos que ofrece Dragon Ball Raging Blast: el de las Artes Marciales o los Juegos de Célula. La diferencia básica entre ambos reside en la superficie de combate (en el primero el que cae fuera del ring, pierde).

Dragon-Ball-Raging-Blast-001

Pero retomemos el modo Versus de un solo combate. Al igual que ocurrió con Budokai Tenkaichi 3 (y uno de los grandes ausentes de Dragon Ball Burst Limit), disponemos de varios modos de versus. Ahora, el jugador dispone de tres batallas para lucha: la individual, la de poder y por equipos, en los que varí­an la duración de la partida por el número de participantes que se incorporen a los mandos del jugador.

Dragon-Ball-Raging-Blast-002

Uno de los momentos que más entretenimiento va a garantizar para el jugón de Dragon Ball Raging Blast será el modo Prueba Superbatalla. En este caso, se nos presentan multitud de variables en las que se medirá la destreza en función de las pruebas que pida cada modalidad. Existen fases intensivas, en las que basta con sobrevivir a las embestidas constantes de enemigos, que irán apareciendo en función de los que vayamos derrotando sin parar; otras consisten en destrozar los escenarios en el menor tiempo posible durante la batalla; otros garantizan tu supervivencia en el escenario con energí­a y Ki (la barra que indica la capacidad para ejecutar técnicas especiales) ilumitados, pero obligan a acabar con el máximo de enemigos posible a contrarreloj. Y por si fuera poco, a medida que se vayan superando los retos, irán abriéndose nuevos modos de juego y habilidades acumulables para el usuario.

Dragon-Ball-Raging-Blast-003

Gráficos y jugabilidad

Dragon Ball Raging Blast es, a nivel gráfico y de manejabilidad de los personajes, el heredero directo del Tenkaichi 3. Las peleas vuelven a transcurrir con la cámara a espaldas de nuestro luchador, abandonando el estilo Budokai de lucha en horizontal. Aquí­ el jugador tendrá que decidir si se siente más cómodo con una fórmula o con otra, aunque eso sí­, en Dragon Ball Raging Blast el movimiento de la cámara garantiza mareos al jugón. Quizás por intentar emular el universo visual de Dragon Ball, este tí­tulo presenta una visualización frenética que en muchas ocasiones confunde más que ambienta. Eso se traduce en una jugabilidad abrupta que puede sacar de quicio a más de uno.

Dragon-Ball-Raging-Blast-004

En cuanto a la calidad gráfica, por fin estamos ante un juego de Dragon Ball en alta definición. Peca de no haber dado el todo por el todo y haberse programado en 1080 lí­neas, pero aún así­, no se respira el aire de cutrez que emanaba Dragon Ball Burst Limit por los cuatro costados. Ahora sí­, los personajes y escenarios parecen verdaderas réplicas del anime, y se puede tener la sensación de estar manejando a los personajes con los que muchos jugones han pasado horas en la serie y en los tebeos.

Dragon-Ball-Raging-Blast-005

Los movimientos son mucho más «naturales» (tomando como referencia la serie, se entiende), y las animaciones van a retrotraer a muchos a las cientos de tardes que pasaron delante del televisor con esas tramas seriales interminables de combates siderales y luchas imposibles. Básicamente, esto es lo que se supone que debe esperarse de un tí­tulo como Dragon Ball Raging Blast. Aunque, y ahí­ está la gran traba, los personajes carecen en la mayorí­a de los casos de la personalidad de los originales en lo que al comportamiento en combate se refiere. Tanto los combos como los golpes son prácticamente iguales en su ejecución para todos los avatares que se pueden seleccionar, lo que limita la identificación de un jugador con un personaje concreto (cosa que se agradece en tí­tulos como Street Fighter o Tekken de cara a chulear en el modo online).

Dragon-Ball-Raging-Blast-006

Personajes

Otra de las grandes diferencias entre tí­tulos está en el catálogo de personajes. Vamos a definir el que ofrece Dragon Ball Raging Blast como correcto, pero insuficiente. No estamos ante los 160 posibles (contando transformaciones y fusiones) de Tenkaichi 3, pero tampoco ante los escasos 21 más transformaciones y fusiones que ofrecí­a Burst Limit. Ahora contamos con 43 personajes que, tras las combinaciones, llegan a los 120. No está mal, aunque hay ausencias procedentes del universo Dragon Ball GT, y faltan algunos miembros de cada saga (el demonio Dabra, de la saga Bu, por ejemplo). Aquí­ tenéis la lista completa de participantes en Dragon Ball Raging Blast:

  • Son Goku (Base, Super Saiyan, Super Saiyan 2 y Super Saiyan 3)
  • Krilin
  • Piccolo
  • Vegeta Scouter
  • Vegeta (Base, Super Saiyan, Super Vegeta y Super Saiyan 2)
  • Majin Vegeta
  • Vegeta Super Saiyan 3
  • Trunks con espada (Base y Super Saiyan)
  • Trunks con armadura (Base, Super Saiyan y Super Trunks)
  • Trunks niño (Base, Super Saiyan)
  • Gohan niño
  • Gohan (Base, Super Saiyan y Super Saiyan 2)
  • Gohan adulto (Base, Super Saiyan y Super Saiyan 2)
  • Goten (Base, Super Saiyan)
  • Yamcha
  • Ten Shin Han
  • Chaozu
  • Videl
  • Vegetto (Base, Super Vegetto)
  • Gogeta
  • Gotenks (Base, Super Saiyan, Super Saiyan 3)
  • Bardock
  • Freeza (Forma 1, Forma 2, Forma 3, Forma Final y Forma Final 100% poder)
  • Broly (Base, Super Saiyan, Super Saiyan Legendario)
  • Broly Super Saiyan 3
  • Cell (primera forma, segunda forma, Completo y Perfecto)
  • Majin Boo
  • Majin Boo Malo (Base, Gotenks absorbido y Gohan absorbido)
  • Majin Boo Pura Maldad
  • Capitán Ginyu
  • Recoome
  • Burter
  • Jheese
  • Gurd
  • Androide número 16
  • Androide número 17
  • Androide número 18
  • Androide número 19
  • Dr. Gero
  • Raditz
  • Nappa
  • Dodoria
  • Zarbon (Base, Super Zarbon)

Dragon-Ball-Raging-Blast-007

Aplausos

Haber regresado a la fórmula Tenkaichi le ha sentado muy bien a este Dragon Ball Raging Blast después de la apuesta fallida de Dragon Ball Burst Limit.

El modo online, especialmente en los Torneos, la excusa perfecta para pasarse horas y horas machacando botones.

El rendimiento gráfico, que representa fielmente el universo de la serie animada.

Dragon-Ball-Raging-Blast-008

Necesita mejorar

La cámara, aunque situada para una mejor manejabilidad del personaje, se mueve demasiado y desorienta demasiado al jugador.

El catálogo de personajes, aun siendo amplio, puede dar mucho más de sí­… pero claro, tienen que seguir sacando tí­tulos y la incorporación de nuevos personajes es uno de los atractivos para futuras entregas.

Sus posibilidades, ya que pese a que las peleas son divertidas, acabas aburriéndote por la poca variedad de golpes especí­ficos (más allá de las técnicas especiales). Se agradecerí­a que lanzaran para consolas un juego online como el que se va a sacar para PC que verse sobre el universo Dragon Ball.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BBJoPENuVQc&hd=1[/youtube]