mafia-2

Si eres un jugón que no para de tararear el vals de El Padrino y Uno de los nuestros es tu peli de cabecera, anota este dí­a en tu calendario: 27 de agosto. Ese es el dí­a elegido por 2K Games para el lanzamiento de la secuela de Mafia, Mafia II. Este juego supone la vuelta a ese mundo abierto del hampa en la que escalaremos en la jerarquí­a de la familia desde las alcantarillas de la organización hasta las más altas esferas el crimen.

Este RPG estará disponible para las plataformas de nueva generación, PlayStation 3 y Xbox 360, además de para PC. No se han anunciado precios, pero resulta previsible adelantar que en las consolas tendrá un coste de unos 60 euros, mientras que la versión de ordenador costará unos 50 euros. Por el momento, aún no ha concluido su desarrollo, que está llevándose a cabo desde los estudios de 2K Czech. En Mafia II participaremos en el paradigma del ascenso dentro del mundo del gangster americano: entre los años 40 y 50 el joven Vito subirá en la cadena de mando, desde ser un brutal matón de medio pelo a su vuelta de la guerra, hasta convertirse en un peligroso jefe mafioso. La rapidez y efectividad con la que logre sus objetivos estará en tus manos.

mafia-ii-playboy

Además de contar con un sistema de juego en un mundo abierto, Mafia II ofrece un poderoso atractivo para los aficionados al género de gangsters: una recreación histórica exhaustiva y minuciosa. Empire Bay será la ciudad ficticia que servirá de marco para nuestra proyección como profesional del crimen, una extensión de 16 kilómetros cuadrados estructurada en distritos y suburbios donde, a priori, habrá mucho que hacer.

Además, las referencias de la época han sido seleccionadas y plasmadas con todo lujo de detalles. El punto más pintoresco está en la presencia de la revista Playboy durante el juego. La desarrolladora selló un acuerdo con la editoria de publicaciones para adultos, y como resultado los jugadores de Mafia II podrán ver cómo eran los desplegables de los años 50 (aportando de paso una buena dosis del componente retro-sexual que también es inherente al género de mafiosos).