FIFA-10

Nunca la contienda entre Pro Evolution Soccer y FIFA habí­a estado tan reñida. En su momento, desde tuexpertojuegos.com ya hemos tratado de auscultar cómo respiraba la última propuesta futbolí­stica de Konami, el PES 2010, y ahora haremos los propio con el trabajo de EA Sports, FIFA 10. De entrada, nos topamos con un juego que ha sabido depurar los errores de la versión anterior, la más acertada de la saga hasta ahora, sin duda, para lograr un fino punto intermedio entre la simulación deportiva y la diversión más jugona sobre plataformas PC, Xbox 360, PS3, PS2, Wii, Nintendo DS y PSP.

El que parece estar siendo el tí­tulo que le está quitando usuarios al PES, algo impensable hace sólo dos años, se siente muy cómodo en el formato de nueva generación, y el salto cualitativo con respecto a ediciones anteriores (más orientadas al arcade) resulta más que evidente. Y eso no sólo en aspecto apreciables a simple vista, como los gráficos, la animación o la emulación fí­sica que se hace de muchos jugadores reales, sino que lo realmente reseñable lo encontramos después de hacernos con los mandos de sus sistemas de juego.

FIFA10

Gráficos

No cabe duda, sin embargo, que el escaparate de FIFA 10 lo encontramos en las escultóricas presencias de los jugadores más conocidos con los que nos toparemos en algunos equipos. Así­, en el aspecto gráfico, habrí­a que diferenciar prudentemente dos aspectos. Por un lado, los ví­deos de presentación a los partidos, repeticiones de jugada y transiciones. En estos casos, veremos cómo se han calcado con más o menos acierto los fí­sicos de cracks de balón como Messi, Cristiano Ronaldo, Forlán o Kanuté. Por otro lado, hay que dedicarle unas palabras a los gráficos durante el partido. Evidentemente, dependiendo de la configuración de la cámara, acertaremos a reconocer de una forma u otra a los jugadores, aunque si afinas lo suficiente verás que el parecido es asombroso.

fifa_10_03

De cualquier modo, si quieres ver simulación en cuanto a los jugadores, lo suyo es fijarse en el comportamiento, una de las grandes mejoras de FIFA 10. Ahora vemos que realmente las caracterí­sticas como futbolista de cada uno se ajustan con mucha exactitud a la forma en que se mueven sobre el campo, y no sólo en lo que a regates y velocidad se refiere. El rendimiento de cada jugador se notará, sobre todo, cuando se aproxime el fin del encuentro y sea fundamental cambiar a algunos representantes de la plantilla a causa del cansancio. De lo contrario, advertiremos sin mucho esfuerzo como falla tiros a puerta, pierde balones o se ve incapaz de llegar a algunos pases largos.

FIFA10-03

Motor táctico

Otro de los avances de FIFA 10 respecto a los tí­tulos que lo precedieron es la forma en que puede sacar al entrenador que hay en nosotros. Si queremos exprimirle bien el jugo a este simulador, habrá que dedicarle un tiempo a la configuración del equipo, tanto antes como durante el encuentro, ya sea en momentos a balón parado o dirigiendo las maniobras defensivas u ofensivas del equipo. Aquí­ enlazamos con una de las imperiosas necesidades para disfrutar de FIFA 10: no queda más remedio que dedicarle horas y horas antes de enfretarte con un amigo, a menos que seas un experimentado jugón que es capaz de manejar al mismo tiempo a los jugadores y las órdenes del entrenador.

fifa_10_04

Por supuesto, de nada sirve la habilidad en las dos facetas del juego si luego los jugadores no responden a las tácticas. En este sentido, FIFA 10 implementa la inteligencia artificial de los miembros del equipo, desarrollando una visión de juego que una vez dominada garantiza sensaciones muy reales sobre el campo. Dicho de otro modo: es fundamental jugar con conciencia de equipo, buscando los pases, los desmarques y evitando fueras de juego y anticipaciones del rival, ya que eso de trincar el balón, coger carretera y manta y colársela al portero como el mejor Maradona es algo que se verá poco en FIFA 10. Ahora sí­ que habrá que demostrar lo vacilones que somos.

FIFA10-02

Animaciones y movimiento

Volviendo a los ví­deos que funcionan en paralelo al juego, gozan de una iluminación y texturas que buscan emular lo mejor posible las tomas reales que podemos ver en los campos de fútbol cada fin de semana. El problema es que en algunos momentos, ya sea por la complejidad de la programación poligonal de las tomas o por falta de potencia de la plataforma, los ví­deos no fluyen con la nitidez que deberí­a, restándole intensidad al momento que intentan representar.

fifa_10_06

Eso sí­, cuando se trata de analizar el movimiento durante el juego, al igual que consiguió FIFA 09, en la versión de este año la depuración resulta muy atractiva. Y no sólo porque el comportamiento de los jugadores es más natural (avanzan a una velocidad acertadamente proporcional a su altura y las dimensiones del entorno) sino por la precisión con la que efectúan y se dejan ver algunos pases y regates que, hasta ahora, eran impensables para la saga de EA Sports (algo que se debe, en gran parte, a la incorporación del control del jugador con el pad analógico de 360 grados).

fifa_10_05

Modos de juego

A la hora de elegir la forma de jugar con FIFA 10 no encontramos con el problema de decidir qué esperamos de este tí­tulo. Para empezar, disponemos de innumerales torneos nacionales e internacionales, gracias a todas las licencias de ligas y torneos de las que dispone este tí­tulo. Además, para los futboleros cuyos equipos estén en segunda división, que no se preocupen, ya que podrán cambiar el curso de la historia y hacer que suba a primera si tiene el suficiente tino y habilidad.

fifa_10_07

En este caso, además, tenemos disponible la opción de actualizar el dí­a a dí­a de cada una de las ligas mediante una subscripción online, de forma que podemos desarollar una versión alternativa de los acontemientos que van desarrollando a tiempo real.

No obstante, existen otros modos de juego, entre los que destaca el Virtual Pro, una evolución del modo Pro y que es equiparable al Ser una leyenda de PES. En este modo podremos personalizar un jugador con nuestra cara y manejarlo únicamente a él durante los partidos, intentando que ascienda en popularidad y maestrí­a como crack para convertirlo en una figura del balón. Pero ahí­ no acaba la cosa, ya que esta modalidad permite jugar con nuestro jugador en partidos de diez contra diez en encuentros online, de forma que todos los integrantes del choque sean versiones virtuales del jugador que lleva los mandos.

fifa_10_02

También en el modo online observamos la opción de desarrollar ligas virtuales con amigos, ya sea en el modo Virtual Pro, o dirigiendo clubes, de forma que el torneo en el que estemos inscritos disponga de su propio mercado de fichajes y traspasos, lesiones y negociaciones entre entidades, otorgando un realismo al juego que excede los lí­mites del terreno de juego.

Aplausos

El esfuerzo de EA Sports en su competición con Pro Evolution Soccer ha dejado ver la evolución que FIFA 10 ha supuesto para dejar de ser un arcade y convertirse en un verdadero simulador de fútbol.

El control del equipo sobre el campo es mucho más táctico, permitiendo incluso poner en práctica jugadas ensayadas durante los entrenamientos y previamente almacenadas para intentar desarrollarlas con éxito en algún momento del partido.

La baraja de modos de juego garantiza que no nos aburriremos con este tí­tulo, al que va a costar mucho tiempo sacarle todo el partido que ofrece.

fifa_10_01

Necesita mejorar

La necesidad por convertirse en un simulador veraz obliga a configurar bien el equipo para que los jugadores no caigan en problemas sobre el terreno de juego. Incluso las formaciones predeterminadas pueden llevar a error cuando se trate de echar pachangas rápidas con amigos.

El sistema de control de 360 grados abre un abanico de posibilidades, pero hace muy dificultoso realizar con éxito algunos de los vistosos regates del juego.

La inteligencia sobre el terreno de juego de los jugadores puede ser tan «electrónica» que la faltas y fueras de juego pueden brillar por su ausencia… cuando jugamos contra la máquina.